NUESTRA HISTORIA


UN POCO DE HISTORIA

“Hay tequila y hay tequila”, dice Héctor, hoy rondando los 40 años nativo de Monterrey, en el norte de México. Héctor habla de la experiencia que él y sus amigos lograron hacer en el 2001 en un viaje de mochileros por Europa. Héctor y sus amigos viajan por todo el continente, visitando Alemania, Francia, Polonia, Holanda, España, Italia y la República Checa. Quieren irse de fiesta, pero se topan con lo mismo en todos los lugares: no hay rastro de un buen tequila. ¿Cómo puede ser? Tres años después, en 2004, como parte de sus estudios de administración y negocios, Héctor se enfrenta a la tarea de diseñar un plan de negocios y el tema vuelve a surgir. El resultado: Héctor tiene un plan para llevar un excelente tequila 100% agave a Europa. Pero a estas alturas, sigue siendo sólo eso: un plan. Más tarde, en el 2008, el amor llega. Héctor y Julia se enamoran. Ella es de Alemania. En ese entonces, la situación en el norte de México se está tornando explosiva. Esto propicia que los traslados a Alemania se vuelven complicados. Posteriormente en 2011, se casan. Fue entonces cuando Héctor comienza a hacer realidad su sueño, para finalmente consolidar en el 2015 la marca Rey Jaguar, la cual llegaría para enriquecer el mercado alemán como ningún tequila lo había hecho antes. Los Agaves del Tequila Rey Jaguar se obtienen en las tierras de Los Altos de Jalisco; el contacto entre el suelo y el clima es como tal una experiencia social en el cultivo de agaves. Jalisco es la región y origen del tequila. Debido a los crecientes derechos globales del tequila, y la necesidad del control sobre agave, los derechos para la producción fueron otorgados a México, y sólo en 5 de sus estados. El Tequila Rey Jaguar, cuenta con las variaciones de: blanco, reposado y añejo. Héctor reconoce la importancia del apego fiel a cada categoría, y esto lo ha aprendido a través de la experiencia. En sus propias palabras: el blanco es mejor para las fiestas, incluso para tomar toda la noche. El reposado se disfruta, y el añejo es como un postre. El Tequila Rey Jaguar recibe su identidad del majestuoso símbolo de los jaguares y el testimonio de los orígenes mexicanos. En la cultura prehispánica de los Mayas y Aztecas en México, se honraba a la naturaleza mística del Jaguar. Nuestro veredicto: disfrute majestuoso.

UN POCO DE HISTORIA

“Hay tequila y hay tequila”, dice Héctor, hoy rondando los 40 años nativo de Monterrey, en el norte de México. Héctor habla de la experiencia que él y sus amigos lograron hacer en el 2001 en un viaje de mochileros por Europa. Héctor y sus amigos viajan por todo el continente, visitando Alemania, Francia, Polonia, Holanda, España, Italia y la República Checa. Quieren irse de fiesta, pero se topan con lo mismo en todos los lugares: no hay rastro de un buen tequila. ¿Cómo puede ser? Tres años después, en 2004, como parte de sus estudios de administración y negocios, Héctor se enfrenta a la tarea de diseñar un plan de negocios y el tema vuelve a surgir. El resultado: Héctor tiene un plan para llevar un excelente tequila 100% agave a Europa. Pero a estas alturas, sigue siendo sólo eso: un plan. Más tarde, en el 2008, el amor llega. Héctor y Julia se enamoran. Ella es de Alemania. En ese entonces, la situación en el norte de México se está tornando explosiva. Esto propicia que los traslados a Alemania se vuelven complicados. Posteriormente en 2011, se casan. Fue entonces cuando Héctor comienza a hacer realidad su sueño, para finalmente consolidar en el 2015 la marca Rey Jaguar, la cual llegaría para enriquecer el mercado alemán como ningún tequila lo había hecho antes. Los Agaves del Tequila Rey Jaguar se obtienen en las tierras de Los Altos de Jalisco; el contacto entre el suelo y el clima es como tal una experiencia social en el cultivo de agaves. Jalisco es la región y origen del tequila. Debido a los crecientes derechos globales del tequila, y la necesidad del control sobre agave, los derechos para la producción fueron otorgados a México, y sólo en 5 de sus estados. El Tequila Rey Jaguar, cuenta con las variaciones de: blanco, reposado y añejo. Héctor reconoce la importancia del apego fiel a cada categoría, y esto lo ha aprendido a través de la experiencia. En sus propias palabras: el blanco es mejor para las fiestas, incluso para tomar toda la noche. El reposado se disfruta, y el añejo es como un postre. El Tequila Rey Jaguar recibe su identidad del majestuoso símbolo de los jaguares y el testimonio de los orígenes mexicanos. En la cultura prehispánica de los Mayas y Aztecas en México, se honraba a la naturaleza mística del Jaguar. Nuestro veredicto: disfrute majestuoso.

NOMBRE RECETA

INGREDIENTES

Ingrediente 1

Ingrediente 2Ingrediente 3Ingrediente 4

INSTRUCCIONES

Texto de instrucciones.


NUESTRA HISTORIA

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE

NOMBRE RECETA

NOMBRE RECETA

MANTENTE AL DÍA

Obtén las más recientes noticias de Tequila Rey Jaguar.

MANTENTE AL DÍA

Obtén las más recientes noticias de Tequila Rey Jaguar.

correo@tequilareyjaguar.com